Monday, May 30, 2016

Trucos dietéticos que en realidad te hacen ganar peso



Cuando queremos perder unos kilos solemos caer en una serie de errores que, aunque creemos que son beneficiosos, lejos de ayudarnos, nos perjudican y nos hacen ganar peso 

Normalmente queremos que las cosas pasen rápido, sin dolor y sin complicaciones. Cuanto más sencillo sea, mejor. ¿Conseguiste una dieta así? Es demasiado buena para ser real y luego te caes de la nube.

Hay muchas de las dietas rápidas y trucos dietéticos que se presentan como “la solución” y terminan siendo falsos. Lo peor es que, en ocasiones, no solo te hacen ganar peso, sino que también ponen en riesgo tu salud.

Lo mejor siempre será apostar por las acciones a largo plazo. Cuestan tiempo y paciencia, pero sus resultados son duraderos. Estas son las cosas que te harán ganar peso en tus “trucos dietéticos”:

1. Saltarse las comidas
Es contradictorio pensar que saltarse alguna de las comidas podría generar un aumento de peso, ¿no? Sin embargo, hay estudios al respecto que demuestran que saltarse las comidas puede ser contraproducente.

Al evitar una comida se ocasionan cambios fisiológicos que nos hacen ganar peso. Aumentaremos de peso por la grasa visceral, es decir, esa que rodea los órganos internos en la zona abdominal.

Esto se debe a que nuestro cuerpo tratará de mantener todos los nutrientes necesarios y si no lo alimentamos, guardará grasa para tener energía. Saltarse las comidas puede causar daños a largo plazo, desde anemia hasta hígado graso.

Lo ideal es hacer hasta 5 comidas al día, siempre que sean nutritivas. Si tienes dudas, acude a un nutricionista que te enseñe a combinar los alimentos de la forma correcta.

2. Beber refrescos de dieta

Algunos son defensores del refresco light y a otros les resulta contradictorio que un refresco sea de dieta. Estos últimos piensan que es como comer una hamburguesa o una pizza dietética, y tienen razón.

Estos refrescos no tienen beneficios o, al menos, aún no existe evidencia de alguna de ello. Lo único que lograrás será ganar peso. Varios estudios han encontrado que el consumo de refrescos de dieta está relacionado con la obesidad.

La investigación más reciente sugiere una relación especial con la grasa del vientre. Hay varias teorías que intentan explicar la razón por la que esto sucede:

Algunos expertos creen que los edulcorantes artificiales engañan al cuerpo. Este tipo de bebidas provoca un conflicto en el cuerpo, ya que se obtiene la percepción del sabor dulce sin la energía que normalmente acompaña.
¿La alternativa? Toma agua natural, infusiones preparadas con ingredientes naturales y jugos. En todo momento evita edulcorantes y el exceso de jugo de frutas ya que contienen mucha azúcar.

3. Consumir alimentos libres de grasa
En la alteración de los alimentos sin grasa o bajos en grasa, los fabricantes a menudo usan como ingrediente secreto el azúcar para compensar la falta de sabor. Esto podría hacerte ganar peso.

Algunos productos no perecederos, como las galletas sin grasa, terminan teniendo más azúcar y casi las mismas calorías que la versión normal.

En una investigación reciente, se sometieron a estudio a individuos que tomaban productos lácteos bajos en grasa. Realmente estas personas ingirieron más carbohidratos durante todo el día que aquellas que consumían lácteos enteros.

Recuerda que la grasa es necesaria. Lo malo es cuando la consumes en exceso y no la gastas con la cantidad suficiente de ejercicio. Lo mejor siempre será optar por alimentos naturales como barras de granola preparadas por ti.

4. Tomar píldoras “milagrosas”
Hay píldoras de pérdida de peso aprobadas por los organismos de salud. Estas existen para ayudarte a perder peso. Sin embargo, eso no significa que te sentarás y pronto bajarás de peso.

Además, no se pueden tomar libremente. Deberá ser el médico quien te las prescriba y controle su uso.

Sin embargo, muchas personas piensan que, con las pastillas, ya no tendrán que ir más al gimnasio. Recuerda que es importante aprender habilidades que nos permitan tener éxito a corto y largo plazo.

No dependas de una píldora. Si lees con cuidado lo que tomas, notarás que la mayoría están al alcance de todos, pero su consumo debe combinarse con ejercicio y no son consideradas un medicamento real.

Además, siempre te recomendarán tener una alimentación saludable. De lo contrario vas a ganar peso. 

5. Cortar los carbohidratos

El pan, las galletas, frijoles, pasta y los cereales son algunos de los alimentos que contienen carbohidratos. Quizás creas que son los causantes de tu aumento de peso.

No es raro encontrar gente que sigue pensando que los carbohidratos son el enemigo cuando no es así.

Disminuir los carbohidratos puede conducir a ganar peso. No olvides que los carbohidratos son la mejor fuente de energía para el cerebro y el cuerpo, siempre que elijas granos enteros.

Los cereales integrales cuentan con más fibra de relleno por lo que te ayudan en la digestión. Es importante señalar que las verduras, frutas y productos lácteos contienen hidratos de carbono y no los debes eliminar de tu dieta.

Mantén hábitos saludables
Tu cuerpo merece recibir un cuidado especial y tu vida depende de cómo lo trates. Quizás necesites bajar un poco de peso pero no debes dejarte llevar por la desesperación de tener la figura ideal.

Suscríbete aqui para recibir a Diario nuestras actualizaciones directamente en tu Correo
 
Alojado en egrupos.net

No comments:

Post a Comment